Guarniciones para acompañar un asado

A continuación, vamos a hablarte de algunas guarniciones que puedes colocar junto a tu
asado favorito, estas son solo algunas recomendaciones, así que elige la que más te gusta:

Arroz

Un clásico de la guarnición es el arroz cocido, es un manjar perfecto para acompañar un plato de carne a la brasa, un pollo o unas verduras que hayas hecho asadas.

Si sabes controlar el punto de cocción del arroz, obtendrás un plato tan delicioso que no podrás resistirte, acompañado de la salsa de tu elección tendrás la guarnición perfecta para tu comida.

Verduras

Si hay un complemento perfecto para un plato al carbón son las verduras. Puedes hacerlos a la parrilla, a la plancha o salteados.

Escoge bien las verduras para que sean frescas, pueden ser cebollas, zanahorias, pepinos, pimientos, todo bien picados y con muy poco aceite para que no quede demasiado resbaloso o estropearán tu plato.

Las verduras de hoja verde son otra buena opción, como el brócoli o las espinacas bien cocidos y colocados de forma original junto a la carne, garantizan un gran adicional en la presentación del plato.

Papas

Como la guarnición anterior, las patatas son uno de los platos más habituales en los asados. Pueden ser papas fritas, asada o en rodajas.

Destacan las papas asadas en el horno o en la propia parrilla. Es un extra que siempre garantiza el éxito a la hora de acompañar un plato. Si los hierves, entonces puedes hacer un gran puré de papas que combina perfecto con toda carne.

Ensalada

Tiene más de una decena de tipos de ensaladas que puedes hacer para acompañar un buen plato de carne asada hecha a la parrilla. Como guarnición para acompañar un asado, es un gran acierto, ya que es ligero, fresco y gusta a todo el mundo.
Entre algunas pueden ser:
• Ensalada Warldorf
• Ensalada de champiñones y hojas verdes
• Ensalada caprese
• Ensalada de guisantes, maíz y cilantro

Fruta

En muchos países usan la fruta como guarnición, especialmente en América del Sur. La fruta se puede ser caramelizada, en brochetas o natural, para darle aún más sabor a la carne, como el pollo con piña.

Puede ser una guarnición ideal para ti, muy sana y sabrosa. ¿No te gustaría probar y ver cómo te va con esta curiosa combinación?

Además, nunca olvides incluir en tu barbacoa las salsas con las que puedes acompañar al asado como la salsa chimichurri o la criolla, que son las más tradicionales que hay en Argentina.

Tipos de cocción del bistec

La temperatura y el tiempo de cocción del bistec pueden variar según el tamaño, la forma y el método de preparación. La cocción del filete se usa para medir el nivel en el que se ha cocinado un corte de carne en función de su temperatura interna, color y jugosidad. Familiarizarse con el corte de bistec y el grado le ayudará a aprender cómo cambia en apariencia y sabor a medida que se cocina.

Bien cocinado
Cualquier asador profesional tiene que saber hacer un bistec bien cocido, ya que se considera uno de los más difíciles de hacer, el secreto a menudo radica en el nivel de temperatura, ya que debe cocinarlo a fuego muy lento, esto evita que la carne se queme por fuera y se cocine por dentro. El bistec no debe tener ni el más mínimo indicio de rosa en el medio. Un bistec debe alcanzar una temperatura interna de 77 grados Celsius o más cuando se asa a la parrilla a fuego medio durante al menos 10 a 12 minutos por lado.

4/4

A veces las personas no desean que su carne se encuentre cocidas a medias. A diferencia de un bistec bien cocido, el bistec de tamaño medio 3/4 tendrá un ligero indicio de rosa en el medio, también tiene una superficie de color marrón oscuro con un buen chamuscado en ambos lados. La temperatura interna de un bistec de término medio varía de 68 a 74 grados Celsius y puede tomar de 5 a 7 minutos por cada lado.

3/4

El nivel medio de cocción es ideal para un grupo grande de personas debido a su aspecto rico y sabor de calidad. Es más marrón que el rosa y tiene un ligero indicio de rosa claro en el centro. Las superficies superior e inferior deben estar oscuras pero no demasiado oscuras y ambos lados deben tener un color marrón intenso. Este tipo de bistec debe estar firme al tacto, aunque debería tener algo de juego en el medio. La temperatura interna del bistec de cocción media varía de 60 a 65 grados centígrados y tarda de 4 a 6 minutos por lado en hacerse.

Medio
A muchas personas les gusta su filete medio cocido porque ofrece el mejor equilibrio de calor, ternura y jugosidad. El centro debe estar cálido y tener un ligero toque de rojo con rosa como color primario. Los lados deben estar bien dorados y las superficies cocidas con buenas marcas de parrilla a un color marrón oscuro. La temperatura interna de un bistec medio crudo varía de 55 a 57 grados Celsius y toma de 4 a 5 minutos por lado para hacerse.

Blue
Las personas que quieran un bistec cocido pero casi crudo pueden optar por un bistec 1/4. Por lo general, se cocina para ser realizado con el menor calor posible. Este tipo de bistec es muy parecido a la carne cruda, pero es suave al tacto y dorado en la superficie. Debe ser de color rojo brillante en el medio, dorado alrededor de los lados, ligeramente carbonizado por fuera y cálido en el centro. La temperatura interna de un bistec crudo varía de 50 a 55 grados Celsius y debe tomar al menos 3 a 4 minutos por lado para hacerse.

Elaborados bajo las mejores ténicas con porductos de alta calidad.

(más…)

Realizadas con vegetales frescos y el sabor inigualable de la pechuga de chorigol

(más…)

Los mejores cortes de carne crudos o asados con el sabor único de Chorigol

(más…)

el acompañamiento perfecto para tus carnes

(más…)

Realizados con panes frescos de excelente calidad, exclusivamente para ti

(más…)

Una de las mejores opciones para compartir

(más…)

Cortes selecionados de res, exclusivamente para ti

(más…)

Excelentes cortes de cerdos seleccionados

(más…)

0
    0
    Tu pedido
    Tu pedido está vacíoRegresar